La Iglesia ayuda a los afectados del huracán Harvey

La Iglesia ayuda a los afectados del huracán Harvey

Miembros se han organizado para ayudar a los afectados por el huracán Harvey y las inundaciones en Houston, Texas.

Nota de prensa
 

Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se han organizado para ayudar a los afectados por el huracán y las inundaciones en Houston, Texas.

El viernes, 25 de agosto de 2017, los trabajadores del Almacén Central del Obispo de la Iglesia estaban ocupados cargando paletas de agua y otros suministros básicos para la vida en varios camiones en Salt Lake City.

“Recibimos una llamada de nuestra sede, y nos han preguntado si podríamos preparar algunas cargas para dotar con anticipación el área con algunos de estos suministros”, dijo John Hopkins, gerente del Almacén Central del Obispo.

Tres camiones salieron el viernes para el Almacén del Obispo en Houston Texas para los necesitados a causa del desastre.

“Esta es una oportunidad, aunque es una situación muy adversa y habrá gente afectada, pero esto nos permite estar unidos”, dijo Hopkins. “Simplemente será un esfuerzo de la comunidad, y estoy agradecido de ser parte de eso, para poder proporcionar esa ayuda”.

Alimentos y otros suministros, almacenados en las instalaciones de última generación en el lado oeste de Salt Lake City, se utilizan para proveer a los pobres y necesitados a través de los programas de bienestar y servicios humanitarios de la Iglesia.

“Sé que cuando estos suministros lleguen, van a ser recibidos con gratitud”, agregó Hopkins.

El Almacén del Obispo en Houston es uno de los más de 130 almacenes propiedad de la Iglesia en todo el mundo. Los necesitados pueden recibir ayuda con la recomendación de un obispo local o presidenta de la Sociedad de Socorro.

El programa de bienestar social es financiado por donaciones de los miembros de la Iglesia.

ACTUALIZACIÓN: (28 de agosto de 2017 a las 8:15 p.m. hora de Utah)

La siguiente información ha sido proporcionada en respuesta al interés del público en general y de los medios de comunicación:

  • Todos los misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días están seguros, aunque varias misiones han sido afectadas. Se tomaron precauciones importantes antes de la llegada del huracán Harvey para ayudar a los misioneros a permanecer seguros.
  • El aumento de las inundaciones como resultado del huracán Harvey ha hecho que el agua penetrara el Templo de Houston, Texas de la Iglesia. El templo cerró el sábado después de la sesión de las 11:00 a.m., y aún no se sabe cuándo volverá a abrir.
  • Varias capillas locales han experimentado daños por el agua, y muchos servicios de adoración fueron cancelados el domingo. Según sea necesario, nuestros edificios pueden ser usados ​​como refugios o para proveer suministros de socorro y limpieza, según lo determinen los líderes locales. Los líderes locales están trabajando para identificar las necesidades de los miembros de sus congregaciones y comunidades, y para cuidar de los necesitados.
  • La Iglesia comenzó a enviar kits de agua, higiene y limpieza a un almacén regional de obispos cerca de Houston. Estos suministros se ofrecerán a cualquier persona que lo necesite.
  • La Iglesia se asocia regularmente con otras organizaciones de ayuda en tales situaciones. Seguiremos trabajando con los socios de la comunidad para evaluar y atender las necesidades después de este desastre.
  • Los líderes de la Iglesia, incluso el presidente Russell M. Nelson, presidente del Cuórum de los Doce Apóstoles, (quien estuvo en Houston el año pasado y se reunió con el alcalde Sylvester Turner), se han acercado para ofrecer mensajes de estímulo y para comprometerse a ayudar en los esfuerzos de recuperación y limpieza.
  • Estamos orando por la gente de Texas e invitamos a otros a unirse a nosotros en esas oraciones. Cualquier persona que desee brindar apoyo a nuestros esfuerzos para ayudar con la emergencia en Texas es alentada a hacer una donación al Fondo Humanitario de la Iglesia.

Se seguirá informando conforme se actualicen las noticias.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.