Noticia

1 de junio, “Día Mundial de las Madres y los Padres”

La responsabilidad fundamental de la familia es cuidar y proteger a los niños.

La Asamblea General de la ONU, declaró el 1 de junio Día Mundial de las Madres y de los Padres, queriendo así reconocer su labor y honrar su trabajo en todo el mundo.

La familia es la base de toda sociedad y garantiza que los niños puedan crecer en un ambiente de felicidad, amor y comprensión para afrontar mejor el futuro.

Los padres en todas las razas, religiones, culturas y nacionalidades en todo el mundo son los que primero cuidan y enseñan a sus hijos, para que puedan llevar una vida feliz y productiva. Los padres son los pilares de la estructura familiar, de las comunidades y de la sociedad. Rendimos homenaje a su devoción, compromiso y sacrificio para asegurar el futuro de sus hijos.

 

Padres

Tradicionalmente, en muchas sociedades, el padre es quien imparte las enseñanzas morales, impone disciplina y trae el pan al hogar.  En la actualidad, en muchos países, se da una importancia mayor al papel del padre como coprogenitor, como alguien que participa plenamente en los aspectos emocionales en la crianza de los hijos. Investigaciones recientes han afirmado los efectos positivos de la participación activa de los padres en el desarrollo de sus hijos.

Madres

Las madres tienen un rol decisivo en las familias.  Son una fuente potente de cohesión social e integración. La relación madre-hijos es fundamental para el desarrollo sano de los niños.

La educación toma un rol importante en el desarrollo de la familia y la sociedad.  Las estadísticas demuestran que es mucho más probable que las madres que han recibido educación aseguren la asistencia de sus hijos a la escuela, lo que significa que los beneficios de la educación trascienden las generaciones.

La familia es ordenada por Dios

El Señor dijo: “… os he mandado criar a vuestros hijos en la luz y la verdad” (D. y C. 93:40). 

Ser padre o madre no sólo es una gran responsabilidad, sino que es un llamamiento divino; es un esfuerzo que requiere consagración.

El presidente de la Iglesia de Jesucristo, David 0. McKay dijo que la paternidad es “la responsabilidad más grande que se le ha confiado al ser humano”

"Si bien hay pocos desafíos que sean mayores que el de la paternidad, pocas son las cosas que ofrecen un grado mayor de gozo. Sin duda no hay trabajo más importante en este mundo que el de preparar a nuestros hijos para aprender el temor a Dios, ser felices, honrados y productivos. No hay felicidad mayor para los padres que lograr que sus hijos los honren a ellos y a sus enseñanzas. Esa es en realidad la gloria de la paternidad.”

Juan testificó: “No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad. (3 Juan 4.) En mi opinión, el enseñar, criar y capacitar a los hijos requiere mas inteligencia, comprensión intuitiva, humildad, fortaleza, sabiduría, espiritualidad, perseverancia y mucho más trabajo que cualquier otra tarea que tengamos en la vida" agregó McKay.

El documento "La familia: Una proclamación para el mundo" de la Iglesia de Jesucristo, dice lo siguiente:

“El esposo y la esposa tienen la solemne responsabilidad de amarse y de cuidarse el uno al otro, así como a sus hijos. ‘…herencia de Jehová son los hijos’ (Salmos 127:3). Los padres tienen el deber sagrado de criar a sus hijos con amor y rectitud, de proveer para sus necesidades físicas y espirituales, y de enseñarles a amarse y a servirse el uno al otro, a observar los mandamientos de Dios y a ser ciudadanos respetuosos de la ley dondequiera que vivan…

“…Por designio divino, el padre debe presidir la familia con amor y rectitud y es responsable de proveer las cosas necesarias de la vida para su familia y de proporcionarle protección. La madre es principalmente responsable del cuidado de sus hijos. En estas sagradas responsabilidades, el padre y la madre, como compañeros iguales, están obligados a ayudarse el uno al otro”.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.