Noticia

El Día Internacional del Síndrome de Asperger y la valiosa ayuda de la familia

El amor familiar puede influir decisivamente en el éxito del tratamiento médico de la persona con Síndrome de Asperger

Con el objetivo de hacer visible al colectivo y sus necesidades, y concienciar a la opinión pública, desde 2007, cada 18 de febrero se recuerda el Día Internacional del Síndrome de Asperger. Esta fecha coincide con el aniversario del nacimiento de Hans Asperger (18/febrero/1906 a 21/octubre/1980), psiquiatra austriaco que describió por primera vez el síndrome. Los trabajos de Asperger se publicaron en la década de los 40, apenas hace 70 años, pero los mismos despertaron un interés signficativo a partir de las publicaciones de Lorna Wing, en la década de los 80, hace sólo 30 años.

El Síndrome de Asperger (SA) es un transtorno del neurodesarrollo de origen neurobiológico que se encuentra incorporado en la definición de condiciones del espectro autista desde el año 2013. Esta condición supone una dificultad para comprender el mundo de lo social, sus códigos y sus sutilezas, sin embargo, tiene un lenguaje fluido y una capacidad intelectual media e incluso superior a la media de la población.

 

Una persona con SA puede desarrollar habilidades específicas, confianza y autoestima, cuando los integrantes de la familia más cercana aprendan todo lo posible en relación con este síndrome.

La familia debe brindar un clima de apoyo, aceptación y amor incondicional, con paciencia y comprensión porque eso contribuye a otorgar un lugar seguro para el paciente a diferencia de la mayoría de los espacios sociales que le suelen generar ansiedad.

Esta actitud deben tenerla, también, aquellos que estén en contacto con la persona con SA. como sus maestros y médicos

En el proceso escolar puede resultar muy útil designar a una persona de referencia a quien el niño pueda acudir en caso de necesitar ayuda. Es esencial que los docentes y autoridades estén particularmente atentos y proactivos en situaciones donde el niño o adolescente pueda ser víctima de bullying, dada su tendencia a permanecer solos en momentos de recreo, por ejemplo.

Es importante que los docentes y las autoridades escolares identifiquen y promuevan el desarrollo de fortalezas ya sea investigando temas de su interés o compartiendo estos conocimientos y aptitudes frente a los demás compañeros.

En La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, se considera a la familia como la institución más importante para el desarrollo de la persona y que el amor, en su seno, puede aliviar y proveer a quienes padecen y sufren por cualquier falencia o necesidad.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.