Noticia

Thalía Mallqui, luchadora mormona logra medalla de plata en Juegos Panamericanos

Es miembro de la Iglesia hace 17 años y lleva 11 años practicando este rudo deporte

Thalía Mallqui, luchadora peruana y miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, logró la medalla de plata en los Juegos Panamericanos Toronto 2015. Mallqui llegó a la final de lucha libre en categoría 48 Kg.

La deportista mormona quedó a un paso de lograr la presea dorada tras caer derrotada 5 - 4 ante la canadiense Genevieve Morrison en un reñido encuentro. Para llegar a esta instancia, Mallqui superó a la colombiana Carolina Castillo y a la ecuatoriana Angélica Bustos.

En la final, Thalia Mallqui emocionó a todo el Perú al protagonizar un vibrante duelo, pero finalmente su hazaña no pudo ser completada. Hasta ese momento, Mallqui consiguió la sexta medalla para el Perú en Toronto 2015.

Diversos medios peruanos e internacionales siguieron la participación de la luchadora mormona. Incluso mostraron su aliento y disconformidad con el fallo del juez que favoreció a la luchadora local.

La iglesia y la lucha libre

Thalia Mallqui nació en Lima el 11 de mayo de 1987, es miembro de la Iglesia hace 17 años y lleva 11 años practicando este rudo deporte. Justamente, sobre la complementación entre el deporte que practica y su fe, ella destaca “Es sacrificada para algunos, pues tienes que llevar una dieta especial, no debes fumar, no debes tomar alcohol, tener un horario de descanso y tener tu cuerpo en óptimas condiciones, pero gracias a que conozco el evangelio de Jesucristo ese no es un problema para mí, ya que conozco y practico la palabra de sabiduría, y antes de empezar los entrenamientos o antes de una competencia hago una oración (porque siempre tengo la oración constante en todos los momentos de mi vida) para contar con Su apoyo y me cuide de las lesiones”.

Que si las mujeres deberían o no practicar deportes rudos, es un tema que se deja a desición de cada persona y familia. El enfoque de esta nota se refiere a que el éxito en los deportes o en cualquier campo de la vida, exige sacrificios importantes. Los principios cristianos del cuidado de la mente y cuerpo, aventajan notablemente a quienes han hecho de la vida sana, una forma de vida, como es el caso de Thalia.

Encomendarse en oración, no para ganar, porque ese resultado deberá conseguirlo ella; sino para no lesionarse, es otro buen ejemplo de esta luchadora cristiana -suena bien- que sabe que la alianza perfecta para triunfar y hacer alegrar y enorgullecer a todo un país, es la disciplina y el sacrificio.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.